Pastor Junior - 30/10/2011

Deuteronomio 10:12-13

Que debo hacer para que en mi vida haya abundancia?

Pastor Mariano Lemus Jr.

Predicado en J.E.S.E.G. 10/30/2011

Deuteronomio 10:12-13[m1]

Ministerios J.E.S.E.G. Central

Introducción: Un dicho común es aquel que dice que nada en la vida es barato. Es decir, todo lo que queramos tener tiene un precio que pagar.
Sin lugar a dudas vivir una vida satisfactoria o lo que es una buena vida, también demanda un precio que pagar. Bien puede ser el trabajo duro, los sacrificios personales, y tal vez hasta muchos años sin tomar vacaciones.
De igual forma, la vida en abundancia que ofrece el Señor Jesucristo tuvo también un precio: La muerte de Jesús, y por nuestra parte también hay un precio que debemos pagar.
Este pasaje nos muestra los requisitos para una vida en abundancia. El día de hoy quiero hablarles sobre 3 requisitos para una vida abundante.
#1.-  Vivir bajo el temor del Señor (10:12). « Heb= [m2] Yare = Temor reverente». Es más que simple temor; es la actitud con que una persona reconoce el poder y la condición de la persona a la que se reverencia y se le rinde el debido respeto. Con este significado, la palabra puede implicar sumisión en una debida relación ética con Dios. El ángel del Señor dijo a Abraham: «Ya conozco que temes a Dios, pues que no me rehusaste tu hijo, tu único» (Gen_22:12). El pueblo que se liberó de Egipto vio el gran poder de Dios, «temió a Jehová, y creyeron a Jehová y a Moisés su siervo» (Exo_14:31).
#2.- Andar en sus caminos (10:12).  Derek = Hebreo Clasico «vía (sendero, camino, vía pública); distancia; viaje; forma de ser; conducta; condición; destino» El pasaje nos enseña que no existe un solo camino que Dios quiere que caminemos sino dice: “Mis caminos” para alcanzar llegar al camino de la abundancia, primero debemos de aprender y andar en otros caminos.

2.1 El camino de la obediencia: 1 Reyes 3:14  Y si anduvieres en mis caminos, guardando mis estatutos y mis mandamientos, como anduvo David tu padre, yo alargaré tus días.

            2.2 El camino de la rectitud: Proverbios 16:17  El camino de los rectos se aparta del mal;  Su vida guarda el que guarda su camino.

2.3 El camino de Santidad: Isa 35:8  Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará.

2.4 El camino angosto: Mateo 7:14  porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.
#3.- Despojarse de todo lo pagano que hay en el corazón: (10:16).
Pagano: Literalmente es una persona que tiene o que adora muchos dioses. También se refiere a la idolatría, que es dar el lugar que le corresponde a Dios a algo o alguien.

Esta es una expresión que ilustra el deshacerse de lo pecaminoso. Pero también nos habla de hacer un compromiso con el Señor. Recordemos que la circuncisión era una señal de hacer pacto con Dios. Significa dar lugar a la bendición de Dios. Debes comprender que Dios quiere bendecirte, pero tu corazón está lleno de tantas cosas que no hay lugar para Dios. Por lo tanto, despójate de todo lo que impida la bendición de Dios en tu vida, tal como amargura, resentimiento, celos, envidias, rencores, etc.

Conclusión: Vivir para el Señor Jesucristo no es complicado. Los complicados somos nosotros. Queremos vivir bien pero no queremos pagar el precio.
Ciertamente la vida abundante requiere pagar un precio; no de dinero, sino de disposición. Jesucristo hizo su parte, ahora es necesario que tú hagas la tuya. Concéntrate en lo que Dios espera de ti:
-Vive en el temor de Dios.

-Anda en sus caminos.

-Despójate de todo lo pagano de tu corazón.
Por los demás me resta decirte que toda tu vida será llena de abundancia y bendición de Dios.


 [m1]Deu 10:12  Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma;

Deu 10:13  que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?

 [m2]Deuteronomio 10:20  A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él seguirás, y por su nombre jurarás.

Santiago 5:12  Pero sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación.(E)